Cata de vinos en La Alpujarra (Diario de Granada, 11/10/1983)

Cata de vinos en La Alpujarra | Diario de Granada

Estas sierras de la Contraviesa ocupadas desde hace siglos por pámpanos y verdes racimos, han sido la riqueza de esta zona. Los viñedos se han olvidado, durante años, por los poderes públicos. La falta de comunicaciones y el aislaminto han contribuido al olvido general. Para más «inri», un día apareció en los verdes viñedos una mancha amarilla (filoxera) que fue extendiéndose por todas las cepas, eran los años 1870. Ante tal calamidad, los pueblos de la comarca pidieron apoyo al Gobierno, este no los escuchó. Dejó que la filxera creciera, se extendió por todas las poblaciones, destruyendo en poco mas de tres años, las dos terceras partes de la riqueza viñícola (sic) de la zona. En poco tiempo la Contraviesa se convirtió en un estéril pedregal, salpicado por los sombríos muñones de las cepas carbonizadas: las fortunas (pocas) se deshicieron, el hambre y la miseria hizo estragos en la .

El tema del vino ha tenido una importancia grande en las sierras de la Contraviesa. Términos como Murtas, Albondón, Torviscón, Albuñol, Cádiar, Cástaras, Polopos, Sorbilán … etc. significaban mucho en la enología de nuestra provincia. De las 8.000 hectáreas cultivadas en toda Granada, más de 6.000 pertenecen a esta comarca

En estos días se ha celebrado la Fiesta del Vino 1983 en el pueblo de Cádiar. Una hermosa fuente y un concurso de cata han sido los actos para el vino. La colaboración del Centro Gastronómico Regional con Manuel Carrillo; la presencia del director territorial de Agricultura y Pesca, Jesús Peña Urmeneta, la del delegado provincial de la Junta de Andalucia de Turismo y Transportes, José Delgado Molina, junto a un nutrido grupo de aficionados a los vinos de la zona, participaron en el concurso y cata en el pueblo de Cádiar. Los cosecheros de la zona presentaron doce vinos distintos y originarios de Murtas, Albondón, Torviscón y pueblos de los alrededores.[…] El primer premio fue para , un joven y atrevido cosechero del Barranco Oscuro, en el término de Cádiar, con un vino de 14º y un delicado sabor afrutado.

El tema de los vinos interesa en la Alpujarra tradicionalmente, aunque los gustos, sistemas de envasado y la graduación preocupan a los cosecheros. Entre los vinos de la Contraviesa, señalamos los arranciados, con cepas cortas de Pedro Ximénez y las perrunas, albirón y moscatel. Las uvas más comunes son la uva Jaén, blanca y negra, montúa, tinto o uva garnacha y la uva de tinto fino. La graduación de estos vinos oscila entre los 17º, 18° y 20º (muy alta) y la gran producción de la zona se da en Alta Contraviesa.

La elaboración especial de estos vinos de la Contraviesa, de una manera concisa, consiste en cortar las uvas, cargarlas en cestas, capachos o sacos. Se hace transportar al lagar y se pisa en el mismo dia. Durante la noche se faena la trituración, se muele con máquina de rulos. A continuación se deja reposar y tranquilizar. Se manda a la prensa dos veces y se respoja. Después se hace un segundo estruje y se consiguen mejores levaduras. El caldo irá a parar a unas cubas troncocónicas de castaño o roble. En este momento empieza el proceso de vinificación y también los problemas actuales del vino. Algunas zonas hacen la recolección antes y otras después, existiendo una anarquía total, cada «maestrillo tiene su librillo».

Cata de vinos en La Alpujarra (Diario de Granada, 11/10/1983)
Cata de vinos en La Alpujarra (Diario de Granada, 11/10/1983)

Publicado por

Barranco Oscuro

Barranco Oscuro, vinos de altura