Los concursos, las guías y demás medios de promoción (II)

La prensa especializada es otra vía de difusión. Dentro del contenido de las revistas hay información y publicidad. La diferencia no está en el contenido ya que en el mundo del vino no existe el periodismo de investigación, no se critica nada ni se denuncia ningún tipo de práctica reprobable, todo es maravilloso. Así cualquier contenido de una revista tiene un efecto positivo en el terreno comercial. Tampoco se diferencia en el modo de presentación ya que hoy es habitual que se oculte la publicidad en forma de reportajes, imágenes, eventos, regalos, etc, rozando (o traspasando) en muchos casos los límites de la publicidad encubierta.

La diferencia está en quién paga. La información la paga el lector (destinatario de la noticia) y la publicidad la paga el mismo protagonista (origen de la noticia). De no ser así, los que pagan por aparecer en la revista están financiado a los que aparecen sin pagar. En general no hay ejemplos puros de un caso u otro. Solo hay un ejemplo conocido, en Francia, de una revista que no admite ningún tipo de publicidad ni sugestión, Le Rouge et Le Blanc, la revista libre e independiente como ellos mismos se definen. En esa revista todos salen igual, en blanco y negro, sin clases.

Si bien hay revistas que se distribuyen gratuítamente sin cobrar nada al lector, no todo su contenido (aunque sea por poco) puede considerarse publicidad.  Hay otras que cobran un precio pero no les permite cubrir los gastos sin recurrir a la publicidad. Sin embargo, a los que aparecen pagando no parece importarles mucho estar financiando el resto del contenido de la revista ¿Por qué será? Quizá no tiene la misma credibilidad una revista llena de notas de prensa, anuncios y publirreportajes que otra con artículos firmados por sus propios redactores.

Nosotros no pagamos por salir en ningún sitio. Nos dedicamos a hacer nuestro trabajo y si a alguien le parece interesante puede hablar de él libremente y venir a vernos si quiere pisar nuestra tierra y admirar nuestro paisaje. Por aquí han venido Carlos Delgado, Bartolomé Sánchez, José Peñín, John Radford y esperamos que vengan muchos más.

 

Publicado por

Barranco Oscuro

Barranco Oscuro, vinos de altura

Un comentario sobre “Los concursos, las guías y demás medios de promoción (II)”

  1. Hola Lorenzo, Luisa y familia!
    la necesidad de medios de información independientes en el mundo del vino español es clarísima. La necesidad de contenido de calidad es imperiosa. Tengo la sensación que la mayor parte de lo que se publica está subvencionado por organismos públicos o privados y también que hay mucho material que sale desde algún grupo con sus propios intereses que además no ocultan.
    Siempre me pregunté cómo se financia Le Rouge et Le Blanc, cómo han logrado que sea un producto viable y sostenible. ¿Lo sabéis? Porque es, definitivamente, un modelo a seguir.
    Y creo también y sobre todo que todo el sector debería en este punto de la comunicación, la investigación periodística y la transmisión de información hacer un ejercicio de humildad y crítica constructiva desde donde ver que no hay cultura creada entorno al tema y que se sabe muy poco de cómo hacerlo. Y también saber que, el sector del vino es muy conservador, le cuesta mucho cambiar aun lo más mínimo y siempre ante propuestas que implican inversión de recursos en serio para desarrollo de proyectos en serio mira más que con curiosidad, con gran desconfianza. Hay mucho camino por recorrer y un gran ejercicio de humildad por hacer. Me parece importante que Barranco Oscuro no pague publi reportajes (no creo que nadie piense lo contrario) pero más todavía es hacer de esta convicción una cultura a cultivar y algún día, con suerte, cosechar.
    Un gran abrazo
    Malena

Los comentarios están cerrados.