Los mas puros (Metropoli El Mundo, 28/06/2013)

Los más puros (Metrópoli El Mundo, 28/06/2013)

Ahora bien, ¿en qué se diferencian los de los otros considerados como ecológicos, ya sean biológicos o biodinámicos? Los vinos orgánicos, o biológicos, son aquellos elaborados prescindiendo de herbicidas, pesticidas y otros productos químicos de síntesis concebidos para ahuyentar plagas, aumentar la productividad del viñedo y rectificar la calidad de los vinos mediocres. Las bodegas bio, además, suelen ser responsables con el medio ambiente a la hora de eliminar residuos y aprovechar los recursos naturales. La biodinámica, por su parte, cumple con los requisitos de la viticultura biológica, pero además incorpora otras prácticas, acordes a la filosofía cosmoecológica elucubrada por el suizo Rudolf Steiner (1861-1925), que aboga por la armonía entre los mundos animal, vegetal y mineral. Entre otras cosas, los seguidores de Steiner creen que los astros influyen decisivamente sobre el desarrollo del viñedo, por lo que tienen en cuenta el calendario lunar para cada intervención agrícola o enológica. Además, prescinden de maquinaria en el viñedo, usan compost de abono animal e infusiones vegetales para dinamizar los suelos y proteger la viña contra posibles agresiones. En bodega, los biodinámicas sólo utilizan levaduras autóctonas -las que están presentes naturalmente en la uva-, prescinden de ácido sórbico y correctores de acidez y solamente emplean sulfuroso en dosis mínimas.

Este último detalle es el que marca la frontera entre los vinos orgánicos y biodinámicas y los naturales, ya que éstos no deben Uevar el añadido de anhídrido sulfuroso (S02) un producto perjudicial para la salud en dosis altas cuyo empleo está extendido en la viticultura convencional-eso sí: en dosis mínimas- porque garantiza la estabilidad de los vinos tras el embotellado. De ahí que la elaboración de los naturales sea como un salto sin red: sin S02 los vinos expresan de una manera más nítida los matices propios de la variedad de uva y el terruño, pero también son más vulnerables a la contaminación bacteriológica y a los efectos nocivos de la luz, la temperatura y el oxígeno. Amén de este asunto, la viticultura natural no difiere mucho de las otras modalidades bio: cultivo respetuoso con el medio (sin productos de síntesis); utilización responsable de la energía; empleo de uvas propias; fermentación con levaduras autóctonas; rechazo de todo tipo de correctores en el proceso de vinificación y ausencia de clarificación y filtrado. Una vez aclarado de qué va este asunto de los vinos naturales, para conocer realmente qué es lo que los diferencia de sus semejantes hay que buscarlos, descorcharlos y catarlos.

En España, su producción no está tan extendida como en Francia o Italia. Sin embargo, la tendencia va creciendo y desde que algunos pioneros -como la bodega granadina con sus Pino Rojo, El Canto del Mirlo o Rubaiyat- han demostrado que es posible desterrar el maquiavélico sulfuroso sin dar al traste con la calidad de esta santa bebida, poco a poco se van sumando otros.

Los mas puros (Metropoli El Mundo, 28/06/2013)
Los mas puros (Metropoli El Mundo, 28/06/2013)

Publicado por

Barranco Oscuro

Barranco Oscuro, vinos de altura