Barranco Oscuro viaja a Japón e Inglaterra tras su experiencia en Alemania | Ideal

La mimada finca bodega Barranco Oscuro se encuentra ubicada en el término municipal de Cádiar y en plena sierra de la Contraviesa. Y sorprendentemente el lugar más alto de viñedos se encuentra en una loma, a 1.368 metros de altitud sobre el nivel del cercano mar Mediterráneo, lo que la convierte en la explotación y bodega más alta de Europa.

El propietario de esta ampliada y remodelada bodega se llama Manolo Valenzuela y nació en Guadix en 1943. Hasta hace 23 años trabajó cuando era joven muy duramente y distante de la tierra que le vio nacer, en Francia, País Vasco, Cataluña… «para ir saliendo del paso económicamente hablando y aprender de otras gentes y pueblos». Más adelante y ya con 37 abriles, Manolo había podido conseguir ahorrar algunas pesetas y sin pensarlo mucho decidió volver a su Granada del alma. Y cuando supo que se encontraba en venta en plena sierra de la Contraviesa un precioso cortijo, eso sí, carente de luz eléctrica y de otras comodidades y necesidades, pero en cambio era poseedor de buena tierra, frutos, clima y de preciosas vistas hacia el mar y Sierra Nevada, sin pensárselo dos veces lo adquirió para y junto con su familia tratar de vivir de lo que le diera el terruño.

En un principio Manolo Valenzuela comenzó potenciando las vides autóctonas y más adelante fue reestructurando algunas parcelas e incorporando otras variedades importantes «para crear otros estilos de vinos con la vid vigiriega, garnacha, tempranillo, sirah, merlot, cabernet sauvignon…». Sus viñedos están situados sobre espaldera «para regular los racimos y gocen de más sol, poder eliminar o aclarar el verde fruto más fácilmente, evitar problemas de posibles enfermedades, ser vendimiados y cultivados con mayor facilidad y obtener un producto más limpio y de mejor calidad».

Barranco Oscuro viaja a Japón e Inglaterra tras su experiencia en Alemania (Ideal, 06/07/2003)
Barranco Oscuro viaja a Japón e Inglaterra tras su experiencia en Alemania (Ideal, 06/07/2003)
Barranco Oscuro viaja a Japón e Inglaterra tras su experiencia en Alemania (Ideal, 06/07/2003)
Barranco Oscuro viaja a Japón e Inglaterra tras su experiencia en Alemania (Ideal, 06/07/2003)

En busca del buen vino | Ideal

Viñas de Altura
Por otro lado y de manera particular, Manuel Valenzuela, que puede presumir de tener la viña más alta de Europa, elabora un vino tempranillo de crianza (12.000 botellas) en subodega familiar ubicada en el paraje de El Barranco Oscuro (Cádiar). También crea un vino muy especial catalogado por revistas especializadas como vino sobresaliente basado en cabernet sauvignon junto con otras cuatro variedades (2.000 botellas).
Este vinicultor granadino produce un excelente y exitoso vino espumoso con la variedad de uva vigiriega y otros caldos, siempre en pequeñas proporciones.

En busca del buen vino (Ideal, 08/12/1998)
En busca del buen vino (Ideal, 08/12/1998)

Un rey de copas comprometido | El Pais

Valenzuela elabora en el municipio de Cádiar tintos, blancos, rosados e, incluso, un espumoso achampanado con métodos puramente naturales.

En la Alpujarra encontró el silencio. Y en una casa sin agua corriente ni electricidad, pero con bodega, rompió el cascarón de un sueño incubado durante años. De la mano de su inquietud, Valenzuela viajó a zonas vinícolas como el Priorato catalán o la Provenza francesa. con climas y suelos parecidos a los de Cádiar. Y de vuelta se trajo el morral lleno de las mejores cepas y en la cabeza una sola idea: sorprender.

Un rey de copas comprometido (El Pais, 17/08/1998)
Un rey de copas comprometido (El Pais, 17/08/1998)

La Vigiriega, especie autóctona | Ideal

Textos de Simon de Roxas hablaban ya de la Vigiriega allá por 1806. Estaba plantada por toda la Alpujarra. La Vigiriega es una especie de viñedo prácticamente autóctona de la Alpujarra.

La Vigiriega según afirma Manuel Valenzuela, proporciona mayores sensaciones de aromas florales, sabor a frutas, y también deja un retrogusto más duradero.

La Vigiriega, especie autóctona (Ideal, 21/08/1990)
La Vigiriega, especie autóctona (Ideal, 21/08/1990)

La Alpujarra cambia el estilo de sus vinos recuperando el cultivo de la vid Vigiriega | Ideal

De hecho ya hay incluso una marca, Barranco Oscuro, de corta producción por el momento y en cuyo etiquetado figura el lugar de crianza, Contraviesa y ladera del Mulhacén, así como el cosechero: Manuel Valenzuela

La Alpujarra cambia el estilo de sus vinos recuperando el cultivo de la vid Vigiriega (Ideal, 28/05/1990)
La Alpujarra cambia el estilo de sus vinos recuperando el cultivo de la vid Vigiriega (Ideal, 28/05/1990)

Gastronomía Andaluza: Nuestros Caldos | Ideal

En nuestra provincia se produce vino en casi todas las comarcas, aunque los más conocidos y abundantes son los de Alhama, los de la zona norte como Huéscar-Baza, los de Huétor Vega-La Zubia, los del litoral (vinos-costa) y por último los más representativos son los que se dan en una minicomarca dentro de La Alpujarra, y en la ladera sur de ésta, llamada Sierra de la Contraviesa.

Cabe destacar el microclima que gracias a la situación geográfica en que se encuentra esta zona, se consigue cultivar viña a más de 1.200 metros de altitud, caso irrepetible a nivel de Europa.

El 84 será un año importante para los vinos de La Contraviesa, pues se va a embotellar una pequeña partida de vinos de la zona al que auguramos una buena acogida por parte de las personas que sepan apreciar un buen trabajo de elaboración, conservación y embotellado. Siempre se va a seguir en esta zona la idea, que yo considero básica e indispensable, de «poca cantidad de vino pero máxima calidad», sin «manipulaciones raras», pero siguiendo el proceso tradicional que los cortijeros han heredado.

Gastronomía Andaluza: Nuestros Caldos (Ideal, 17/12/1983)
Gastronomía Andaluza: Nuestros Caldos (Ideal, 17/12/1983)

Cata de vinos en La Alpujarra | Diario de Granada

Estas sierras de la Contraviesa ocupadas desde hace siglos por pámpanos y verdes racimos, han sido la riqueza de esta zona. Los viñedos se han olvidado, durante años, por los poderes públicos. La falta de comunicaciones y el aislaminto han contribuido al olvido general. Para más «inri», un día apareció en los verdes viñedos una mancha amarilla (filoxera) que fue extendiéndose por todas las cepas, eran los años 1870. Ante tal calamidad, los pueblos de la comarca pidieron apoyo al Gobierno, este no los escuchó. Dejó que la filxera creciera, se extendió por todas las poblaciones, destruyendo en poco mas de tres años, las dos terceras partes de la riqueza viñícola (sic) de la zona. En poco tiempo la Contraviesa se convirtió en un estéril pedregal, salpicado por los sombríos muñones de las cepas carbonizadas: las fortunas (pocas) se deshicieron, el hambre y la miseria hizo estragos en la Alpujarra.

El tema del vino ha tenido una importancia grande en las sierras de la Contraviesa. Términos como Murtas, Albondón, Torviscón, Albuñol, Cádiar, Cástaras, Polopos, Sorbilán … etc. significaban mucho en la enología de nuestra provincia. De las 8.000 hectáreas cultivadas en toda Granada, más de 6.000 pertenecen a esta comarca

En estos días se ha celebrado la Fiesta del Vino 1983 en el pueblo de Cádiar. Una hermosa fuente y un concurso de cata han sido los actos para el vino. La colaboración del Centro Gastronómico Regional con Manuel Carrillo; la presencia del director territorial de Agricultura y Pesca, Jesús Peña Urmeneta, la del delegado provincial de la Junta de Andalucia de Turismo y Transportes, José Delgado Molina, junto a un nutrido grupo de aficionados a los vinos de la zona, participaron en el concurso y cata en el pueblo de Cádiar. Los cosecheros de la zona presentaron doce vinos distintos y originarios de Murtas, Albondón, Torviscón y pueblos de los alrededores.[…] El primer premio fue para Manuel Valenzuela, un joven y atrevido cosechero del Barranco Oscuro, en el término de Cádiar, con un vino de 14º y un delicado sabor afrutado.

El tema de los vinos interesa en la Alpujarra tradicionalmente, aunque los gustos, sistemas de envasado y la graduación preocupan a los cosecheros. Entre los vinos de la Contraviesa, señalamos los arranciados, con cepas cortas de Pedro Ximénez y las perrunas, albirón y moscatel. Las uvas más comunes son la uva Jaén, blanca y negra, montúa, tinto o uva garnacha y la uva de tinto fino. La graduación de estos vinos oscila entre los 17º, 18° y 20º (muy alta) y la gran producción de la zona se da en Alta Contraviesa.

La elaboración especial de estos vinos de la Contraviesa, de una manera concisa, consiste en cortar las uvas, cargarlas en cestas, capachos o sacos. Se hace transportar al lagar y se pisa en el mismo dia. Durante la noche se faena la trituración, se muele con máquina de rulos. A continuación se deja reposar y tranquilizar. Se manda a la prensa dos veces y se respoja. Después se hace un segundo estruje y se consiguen mejores levaduras. El caldo irá a parar a unas cubas troncocónicas de castaño o roble. En este momento empieza el proceso de vinificación y también los problemas actuales del vino. Algunas zonas hacen la recolección antes y otras después, existiendo una anarquía total, cada «maestrillo tiene su librillo».

Cata de vinos en La Alpujarra (Diario de Granada, 11/10/1983)
Cata de vinos en La Alpujarra (Diario de Granada, 11/10/1983)