La Familia

Unas 800 cepas de la Familia plantadas entre 1991 y 1998 en los pagos del Barranco Oscuro, a unos 1300 metros de altura, con suelos de esquistos y arcilla. Conducción en espaldera con formación royat de doble cordón.

Todos los viñedos se cultivan de forma natural, no se utilizan herbicidas, plaguicidas ni abonos sintéticos. Cada dos años se realiza un aporte de compost que ayuda a retener el agua de las escasas lluvias. En junio apenas se realiza un azufrado que no deja ningún residuo. Todo lo demás es esfuerzo (físico y mental) para obtener lo mejor de la naturaleza sin comprometer su futuro.

Vendimia manual haciendo las pasadas necesarias para recoger con un buen grado de madurez, seleccionando rigurosamente la uva más sana y de mejor calidad.

Maceración de la uva despalillada en depósito de acero inoxidable con bazuqueo manual. La fermentación alcohólica se produce de forma espontánea con las levaduras autóctonas presentes en el medio, sin ningún tipo de adición. No hay manipulación de la temperatura de fermentación pero se aprovecha la frescura de las noches otoñales (la bodega se encuentra a 1280 metros de altura). La maloláctica ocurre igualmente de forma natural durante el periodo de crianza en barrica en la cava subterránea. No se ha utlizado anhídrido sulfuroso ni ningún otro tipo de aditivo ni conservante. No ha sido sometido a procesos de estabilización acelerada, no clarificado, filtrado ligeramente en el embotellado. Puede contener sedimentos que produce el propio vino con el paso del tiempo.

Parece solo elegancia, y lo que existe es poderío, densidad frutal, gran estructura y mucha longitud. De esas especies que se nos aparecen de evz en cuando y sólo con una pizca más se iban al cielo. (La Familia 2010. Juan Fernandez-Cuesta en Guia de Vinos ABC 2015)

Enlaces:

La Familia en Granada Vinos

La Familia en Vinoteca Rubio

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *